Si lo que buscas es un remedio naturalmente efectivo para hidratar a profundidad, combatir el acné y desvanecer pequeñas manchas en la piel; entonces una muy buena opción es una mascarilla casera de papaya y gel de aloe vera (aloevida y AloevidaSPA).

La papaya por sus propiedades es un excelente aliado para cicatrizar la piel, así como para desvanecer las pequeñas manchas que llegan a salir en el cutis ocasionadas por la exposición solar y los rayos UVA. Esta fruta tiene la particularidad de que te ayudará a mantener el rostro reluciente y con un brillo especial, por lo que se recomienda su aplicación de manera cotidiana y especialmente después de la exposición al sol.

Desde tiempos ancestrales el aloe vera fue reconocido por los egipcios como la planta de la inmortalidad. Sus inigualables propiedades nutritivas y benéficas para el organismo también fueron aprovechadas por los nativos americanos, quienes lo compararon con una “vara celestial” al ser un excelente auxiliar en el tratamiento de lesiones en la piel y algunos malestares físicos. Contiene más de 200 activos biológicos y destaca por su riqueza en vitaminas, minerales, aminoácidos, antioxidantes y polisacáridos.

Disfruta de esta deliciosa mascarilla nutritiva elaborándola en tres sencillos pasos:

  1. Toma una rodaja pequeña de papaya, quítale las semillas y cáscara. Pícala en trozos pequeños para que sea más sencilla de machacar.
  2. Agrega una cucharada de gel de aloe vera, de preferencia que sea un producto fitocosmético. Muele la papaya con el gel con la ayuda de una licuadora, batidora manual o molcajete hasta formar una pasta.
  3. Lava tu rostro y cuello con un shampoo facial suave. Aplica la mascarilla y deja reposar durante 10-15 minutos mientras te relajas. Retira con agua tibia y aprovecha al máximo sus resultados aplicando para terminar una crema o suero hidratante, de preferencia basado en fórmulas fitocosméticas.